Teaser schließen

Innsbruck

en la palma de su mano

Innsbruck Mobile App para iPhone y Android

Download Button for Android
Download for Apple
Teaser schließen

hoy

afternoon
25°C
40% Sol
3700m
Línea de congelamiento
afternoon 25°C

Sunday

Sunday
22°C
40% Sol
3500m
Línea de congelamiento

Monday

Monday
26°C
70% Sol
3700m
Línea de congelamiento

Previsión

On Friday the airflow swung to the south and brought a bit more humid maritime air to our region, which increased the risk of thunderstorms. For Saturday no change is expected: the air arriving here is not humid enough to prevent the sun from shining, but it will still produce thunderstorms in the afternoon and in the evening.

Tendencia

Sunday will remain will remain cloudy with thunderstorms and sunny spells. Monday will however bring sunnier weather.

Panorama Webcams in Innsbruck and its regions

Teaser schließen

¿Podemos ayudarle? Contacte con nosotros.

Oficina de turismo Innsbruck


Lun-vie: 8.00-17.00horas

Reserva para hoteles y grupos


Lun-vie: 9.00-17.00horas

Información turística y venta de entradas


Lun-sáb:9.00-18.00hora
dom: 10.00 - 16.30 horas

Innsbruck y la época de los Habsburgo

El emperador Habsburgo Maximiliano I

Reinaron en Europa poco más de 800 años, fue la dinastía reinante más poderosa y marcaron para siempre la historia mundial: expansiones territoriales, progreso, guerras, política matrimonial y el título de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico caracterizaron su largo reinado – y fueron también el motivo de su declive.

La famosa Casa de Habsburgo dejó también su huella en Innsbruck. El Palacio Imperial, la Iglesia de la Corte, el Tejadillo de Oro o el castillo de Ambras son valiosos testimonios de aquel tiempo. Los cambios políticos y económicos también marcaron la ciudad de manera decisiva. Cuando el emperador Maximiliano I (1459-1519) eligió a Innsbruck como el centro económico y político de su enorme reino en el año 1500. Y no fue por casualidad: el emperador Maximiliano I era un apasionado aventurero al que gustaban la caza y el paisaje alpino del Tirol.

El cenotafio

Con el paso de los años, el emperador empezó a preocuparse por su legado. Quería inmortalizarse, y por ello encargó un gigantesco monumento fúnebre – en el cual finalmente nunca se enterró a nadie. La construcción de la Iglesia de la Corte que tenía que albergar el monumento finalizó 40 años después de la muerte del emperador Maximiliano I. 28 impresionantes figuras de bronce – conocidas como “Schwarze Mander” –  rodean ahora la tumba vacía del emperador. Los grandes relieves de mármol del cenotafio muestran el emperador Maximiliano I como soberano y fundador del imperio de la Casa de los Habsburgo. El emperador finalmente fue enterrado en castillo de su padre en Wiener Neustadt.

El Tejadillo de Oro

Para el emperador Maximiliano I el prestigio y la ostentación eran muy importantes. Dos características muy típicas de su época. Igual que hoy, el oro, la opulencia y el lujo son atributos que envían un mensaje muy claro: yo soy una persona importante. Este fue el motivo por el cual quería uno de sus lugares favoritos de Innsbruck, la logia de su mirador de la plaza principal, destacara claramente en medio de las casas del centro, y mandó cubrirla con 2.657 tejas de bronce doradas al fuego. Con ello conseguía su objetivo – atraer todas las miradas. Hasta hoy el Tejadillo de Oro es el símbolo de la ciudad. En el relieve del Tejadillo de Oro figuran el emperador Maximiliano I, sus dos esposas, su bufón y su cortesano, así como una representación de la vida en el año 1500.

El emperador Maximiliano I era  también un visionario: entre los años 1490 y 1520 renovó por completo el casco antiguo siguiendo sus reglamentos de construcción. Esto significaba que solamente se podían edificar casas de piedra con paredes cortafuego. Gracias a ello, la ciudad se ha conservado en perfecto estado durante siglos y sigue luciendo en todo su esplendor sin haber perdido nada de su encanto.

El castillo de Ambras

Lo que empezó como un castillo medieval se convirtió en el siglo XVI en un elegante castillo renacentista con espléndidos jardines. Allí vivía el archiduque Fernando II (1529-1595) con su esposa, la bella Philippine Welser. Durante sus años en el castillo mandó construir uno de los museos más antiguos que todavía se conservan donde se expone ahora su extensa colección de armaduras, armas, obras de arte y curiosidades. La espléndida sala de fiesta del castillo alberga durante los meses de verano extraordinarios conciertos.

El Palacio Imperial – el “pequeño Schönbrunn de los Alpes”

Así es como la emperatriz María Teresa (1717-1780) llamaba el Palacio Imperial de Innsbruck, después de remodelarlo de acuerdo con el estilo barroco. El castillo medieval que antes ocupaba el lugar ya no le parecía contemporáneo. En el año 1765, su hijo celebró su boda con una fiesta que duró varias semanas. Las festividades, pero, acabaron bruscamente por la inesperada y repentina muerte de su esposo, el emperador Francisco I Esteban. La sala de los gigantes del Palacio Imperial tuvo que ser reconvertida en un velatorio improvisado. La sala muestra en la actualidad impresionantes frescos en el techo, obra de F. A. Maulbertsch, y retratos de la familia imperial. En la segundo mitad del siglo XIX,  se cambiaron todos los muebles de los apartamentos imperiales para la emperatriz Isabel, de acuerdo con los gustos y la moda de la época. Una visita al palacio permite acercarse al mundo de los Habsburgo y su época. Con la tarjeta Innsbruck Card, la visita es gratuita.



  • Deutsch
    English
    Français
    Italiano
    Nederlands
    русский
    中文(简体)
    Polski